Pasta fresca al estilo oriental con gambas y salmón

Ingredientes para cuatro personas

– 350g de pasta fresca (yo he usado tallarines)
– Un calabacín grandecito. La mitad en bastones y la mitad laminado con el pelador de patatas.
– Una zanahoria laminada con el pelador de patatas.
– Una cebolleta
– Un pimiento verde
– Un par de dientes de ajo
– Un par de guindillas cayenas
– Un paquete mediano de gambas congeladas
– 250g de salmón fresco en taquitos
– Salsa de soja
– Curry
– Aceite de oliva
– Sal y pimienta

Preparación

Antes de comenzar la preparación, ponemos en un bol el salmón con un chorrito de soja y lo dejamos marinando mientras preparamos el resto del plato.

En un wok (también os valdría una sartén de tamaño grande) ponemos un poco de aceite, la cayena y un ajo en láminas. Cuando el ajo esté ligeramente dorado echáis las gambas con muy poquita sal. En este punto os daré un truco: yo echo las gambas sin descongelar casi, y cuando hayan soltado toda el agua, la quito y la reservo, porque en ella queda un sabor muy intenso que luego nos vendrá muy bien. Tras quitarle el agua, dejamos cocinar las gambas hasta que queden un poco doraditas y reservamos.

 

En el mismo wok, añadimos el resto del ajo y las guindillas que habremos separado de las gambas. En cuanto el ajo comienze a tostarse ligeramente añadimos la cebolla cortada en plumas, y a continuación el pimiento en tiras finas. Salteamos un minuto más o menos y añadimos el calabacín en bastones, y por último la zanahoria y el calabacín laminado con el pelador de patatas. Salpimentamos ligeramente (la receta lleva salsa de soja) y salteamos hasta que la verdura esté hecha.

 

 

Al mismo tiempo que salteamos las verduras, ponemos en un cazo con agua hirviendo y sal la pasta fresca, respetando el tiempo de cocción del fabricante, para que ésta esté al dente en el momento en el que terminemos de saltear las verduras.

Cuando las verduras estén bien salteadas (el punto dependerá de vuestro gusto), añadís inmediatamente curry, el agua de gambas que teníamos reservada, las gambas salteadas, un buen chorro de salsa de soja, e incorporáis los tallarines cocidos. No hace falta que estén muy escurridos porque el agua que incorporen hará un poquito más de salsa.

 

 

Una vez que estén todos los ingredientes incorporados, salteamos rápidamente a fuego fuerte y reservamos un momento.

Por último, en otra sartén o wok, y sin nada de aceite, ponemos los trocitos de salmón que teníamos marinando con la salsa de soja y les damos un calentón. No nos interesa que se cocinen del todo, debe quedar crudito por dentro.

Para montar el plato, se ponen los tallarines en la base y se ponen unos trocitos de salmón salteado por encima.

 

Espero que os guste, a nosotros nos encanta!

2 comentarios en “Pasta fresca al estilo oriental con gambas y salmón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *